27 de noviembre de 2017

PELÍCULA: LA HORA DEL LOBO



LA HORA DEL LOBO
Suecia, 1968
Título original: Vargtimmen
Guión y dirección: Ingmar Bergman.
Intérpretes: Max Von Sydow, Liv Ullman, Gertrud Fridh, Georg Rydeberg.
Fotografía: Sven Nykvist.
Género:  Drama y Terror psicológico.

¿Quién no se ha pasado un buen tramo de alguna convulsa noche perseguido y asediado por imágenes fantasmagóricas y aterradoras?.

Los miedos más escondidos y los personajes más siniestros de la psique asaltan de tanto en tanto, y mucho más en períodos de crisis existenciales o creativas.  Este es el terrible drama que nos presenta esta película en la que el pintor Johan Borg desaparece luego de pasar una temporada con su esposa Alma en una casa situada en una isla apartada y tras ser abordados por unos personajes extraños que se diluyen constantemente entre la realidad y las alucinaciones del protagonista. 

El pintor, hombre perturbado e insomne es acechado por estos personajes, en principio admiradores de su obra y poco a poco devoradores del propio artista.  Estas escenificaciones son narradas a través del diario de Johan, leído por su esposa Alma. 



La película es bien exigente para el espectador dados los pliegues en el hilo argumentativo, pues se difumina el límite entre lo real y lo imaginado; acá se logra observar la gran influencia del expresionismo alemán en este tipo de obras, con el enorme acento puesto en la subjetividad y en esas otras realidades oníricas, valiéndose además de una estética contundente de blancos y negros.  Una fotografía magistral (Sven Nykvist) necesaria para componer y recrear atmósferas de soledades opresivas, escalofriantes, ambiguas, de una psique paranoica y en sufrimiento.

La luz y la sombra, la penumbra, los blancos saturados, el alto contraste, manifiestan todo el tiempo el territorio psicológico del personaje y el de su esposa quien se cuestiona, al igual que nosotros, si también es partícipe de esta pesadilla y en cuyos monólogos se va observando un telón de fondo asociado a los temas sobre la convivencia y el amor.

Estos retratos íntimos, álmicos, psicológicos, son logrados con unos excelentes primeros planos, la mirada y los silencios perfectamente interpretados por los actores, muy del estilo de Bergman.


La hora del lobo es esa hora de la noche en donde "si estás despierto tienes miedo y si estás dormido tienes pesadillas", es tan bien ese instante en donde se producen más nacimientos y más muertes.  Es la hora más oscura previa al alba y en esta película esa luz tenebrosa y tenue es exaltada con precisión, tanto desde el punto de vista formal y estético, como conceptual y simbólico.


Puedo comprender ahora un poco más el porqué se le llamaba a Bergman arquitecto de la luz.  Si se animan, se las recomiendo.

ÁNGELA P. RAMÍREZ C.

4 de noviembre de 2017

LA LUNA Y LOS SUEÑOS EN PSICOTERAPIA. LA LUZ DEL INCONSCIENTE

Agua de Luna.  Ángela P. 
Imagino un delicado haz de luz ingresando a través de una ventana.  Iluminando, tocando suavemente las pieles de dos almas en un encuentro especial, llamado terapéutico.  Un encuentro en el cual las dos almas se convierten en cuatro aspectos en relación:  dos aspectos conscientes o egos y dos contrapartes de profundidad inconsciente, muy desconocida, pero también en relación.  Y en este cuadro tipo Rembrandt, ¿cómo no imaginar a la luna dadora de ese rayo sutil que resalta las más interesantes formas y siluetas, poniendo a prueba la creatividad en ese juego complejo de luces  y sombras?

La luna con su amplitud simbólica me trae esta imagen de claro-oscuro familiar a los contenidos del inconsciente y a la presentación de esos contenidos en el espacio de la psicoterapia, en donde la luz de la consciencia no siempre se muestra como un nítido rayo de sol fulgurante (quizá fuese peligroso y poco duradero) sino como un halo de luz difusa y continua que va dejando ver... y revela esas formas y propósitos de un material tan esquivo y tan preciado en la vida psíquica como los sueños.

En la luz de la luna se encuentra la luz del sol, pero en su condición femenina, tenue. Suficiente y necesaria para la visión de lo  incomprensible de los sueños; además para tolerar la ambigüedad del cambio, la mutación de la personalidad, que se transforma tras el toque con la fuerza del sí mismo (centro y motor de la psique) durante un proceso terapéutico, y que se va observando en el mundo onírico. El tiempo y ritmo lunar acompaña la revelación de muchos sueños.

Los mensajes que traen los sueños son poco claros para la consciencia racional, apolínea y masculina, por eso en mi psicoterapia una actitud de luna creciente va acunando esos extraños cuentos nocturnos y, poco a poco, va llenándose de luz e iluminando suavemente la narración, la emergencia del símbolo y las asociaciones hasta llegar a la plenitud de algún nuevo aspecto de la personalidad a integrar y  a poner en acción en la vida cotidiana del soñante.  Tal actitud terapéutica podría definirse como femenina, receptiva, alquímica y transformadora, una actitud lunar. 

Pequeño soplo de Luna.  Ángela P.

En contenido y forma la luna está presente en los sueños, como símbolo de lo femenino inconsciente, con sus múltiples asociaciones a la fertilidad, lo cíclico, la vida instintiva, etc.,  y es como la luz que nos llega de ese oculto y creativo mundo. Los sueños más escabrosos contienen su dote de información para la vida si se les ubica a la luz de una buena consciencia, una consciencia que esté abierta y acepte lo desconocido.

Marie Louise von Franz analista Junguiana con una amplísima experiencia en interpretación de sueños lo escribía así:

"Todos nuestros sueños son críticos al principio; el inconsciente está lleno de impulsos y de factores de disociación, factores destructivos, y después si penetramos más vemos algo muy claro y lleno de sentido.  La iluminación puede provenir de ese lugar oscuro, es decir, si dirigimos sobre él el rayo de la consciencia, si lo calentamos con nuestra atención consciente, entonces de ello sale algo blanco, y eso sería la luna, la iluminación que proviene del inconsciente". (Alquimia.  Marie Louise von Franz.  Introducción al simbolismo.  Luciernaga 1991)

Es pues la luna generadora de sueños y perla brillante de los mismos.  Del inconsciente viene y al inconsciente  alumbra.  No nos "salva"  de lo desconocido, nos lo recuerda, nos lo presenta.  Es  guía en la entrada noche y regalo esperado del día.

Feliz luna llena de sueños y secretos  este noviembre.

Ángela P. Ramírez C.



22 de octubre de 2017

MOVIMIENTOS CIRCULARES-ESPIRALES



“En el quieto punto del mundo que gira.
No era carne, ni estaba sin ella;
Ni procedía de, ni iba hacia...
En el quieto punto, allí está la danza, pero ni detenida, ni en movimiento.”
T. S. ELLIOT

LA CONSTANTE EN LA NATURALEZA.

Hay algo especial en los movimientos circulares, todas las danzas los desarrollan, hasta el ballet más riguroso posee unos esplendidos giros, la pequeña bailarina dando vueltas sin cesar en la caja de música es recuerdo de muchos… el silencio de los giros del derviche...semejante al de los cuerpos celestes en el cielo. Muchos bailes primitivos evolucionan siguiendo una línea espiral dándoles un sentido de creación y desarrollo progresivo. Definitivamente algo básico y primigenio nos trae el círculo en movimiento; ¿el recuerdo de la totalidad? ¿La huella de la vida?

Lo vemos en el movimiento espiralado del ADN (el código genético del hombre está estructurado en una forma de doble elipse), en la circulación de la sangre, el humo cuando se eleva, las formas contorneadas del cuerpo humano, etc., Movimientos de la naturaleza, fractales que se repiten constantemente desde el microcosmos hasta el macrocosmos: los gusanos de seda construyen su capullo en forma de espiral, y las abejas transmiten información a su reina con una danza en espiral; desde el más pequeño molusco hasta la vía láctea, el movimiento de la vida se puede observar en espiral, en círculo, elipse y ondulación perpetua.

La espiral es uno de los temas centrales del arte simbólico universal, estando presente en formas rudimentarias de cerámica y en construcciones arquitectónicas complejas como las escaleras de caracol de Da Vinci. Es una figura, un símbolo, un movimiento que será siempre evocación de cambio y a la vez de estabilidad, una invitación a conectarnos con el centro y penetrar en él.

A través de la observación y ejecución de movimientos como giros, rotaciones y ondulaciones, podemos acceder de forma más consciente a esta bella constante natural.

El FLUJO Y EL CENTRO.

Lo valioso del giro es la conjugación de la quietud y el movimiento. La integración de los opuestos (masculino y femenino) en un bello gesto repetido, como si nos recordara que esa unión constantemente está creando. Principio y fin en continuidad. La espiral como símbolo del centro potencial.

La marcha lineal está más del lado de la guerra, de la destrucción, de las defensas y de la búsqueda neurótica de un solo objetivo perdiendo de vista el proceso, alude a la rigidez. Las vueltas en cambio, siempre las veremos en los niños, la flexibilidad. Podríamos decir que el destino es un constante movimiento en espiral, que una vida humana se mueve a menudo en tiempos circulares abriendo y cerrando ciclos. Es por eso que desde la perspectiva de la danza movimiento terapia los movimiento circulares son símbolo, gesto con sentido, dinámica eficaz para restablecer la conciencia de los ritmos de la vida. Son movimientos naturales que activan el flujo energético generando un estado de conciencia ampliada, una bella forma de meditación en acción pues nos conecta con el centro; símbolo por excelencia de la totalidad, de dios.

GIRAR.

Al activar el flujo energético y ampliar la conciencia de centro, los giros son muy provechosos para salir de la inercia de las rutinas del día a día, éste movimiento consciente nos recuerda que todo cambia, pero que siempre permanece en nosotros un punto dentro del ciclón, apacible, receptivo y fuerte para enfrentar los desafíos de la vida.

“El universo está en todas las direcciones, girar te garantiza estimularte, encenderte, es fácil de hacer y cuando se hace correctamente como los niños lo hacen, girar es seguro, es mejor girar en espacios exteriores, encuentra un lugar hermoso donde el suelo es lo suficientemente suave para caer en él. Párate quieto. Comienza a girar, siente el latido de tu corazón, gira alrededor y alrededor. Gira en contra de las manecillas del reloj, incluso si eres zurdo, usa el izquierdo como el que empuja y el derecho es el balance.

Los derviches giratorios sufís sostienen sus brazos como alas con la mano derecha hacia arriba para recibir energía y gracia y la palma de la izquierda abajo, a la tierra como una forma de entregar los regalos divinos a la humanidad. Usa tu corazón para generar una corriente mística como hacen los sufíes cuando giran para su maestro.

Si caes levántate de nuevo y sigue girando, si no puedes girar más para, el mundo seguirá girando a tu alrededor. Alrededor y alrededor.”
(The Book of Highs. 250 methods for altering your consciousness without drugs. Edward Rosenfeld.)

Aprender a girar conscientemente nos permite atravesar el vértigo a lo desconocido y activa nuestra capacidad para adaptarnos a los constantes cambios sin descuidar lo esencial, además que reconecta con la alegría y confianza básica de saberse participe y perteneciente a un todo.

Al girar el cuerpo físico expresa sus cualidades de equilibrio, fuerza, arraigo y fluidez; el cuerpo emocional-mental se equilibra, se expande, y se conecta con el presente, penetra en el aspecto femenino del mundo; y el cuerpo espiritual activa el permanente recuerdo de dios.





Ángela P. Ramírez C.

20 de octubre de 2017

EN CONTACTO CREATIVO: JORGE MESA

HOMBRES EN CONTACTO CREATIVO:

Son invitados a conversar sobre creatividad, apasionados por un oficio, arte o disciplina.  Hombres con voces y obras para compartir con el mundo.  Hoy mi invitado es el fotógrafo y docente: Jorge Mesa.


La conversación con Jorge me dejó una grata motivación para seguir indagando en el mundo de la creatividad y especialmente en el valor de la integración entre lo estético y lo técnico aunado a la exploración y conocimiento personal; en este caso, desde la fotografía y su enseñanza como acto creativo.  Él posee una amplia experiencia en docencia, fotografía comercial y  procesamiento digital y se ha dedicado al estudio e investigación de este bello arte-oficio. 

¿Qué significa para ti la creatividad y cómo está presente en tu vida?

-"Considero que la creatividad es una forma de trabajar y ver la vida.  Una persona creativa es una persona que trabaja con la imaginación, con un recurso que siendo intangible se usa siempre para resolver un problema, para sentirse mejor, o en el caso de la fotografía y el arte poder elaborar obras que llenen las expectativas del propio autor.

El proceso creativo es muy interesante y se puede dar de muchas maneras, desde mi punto de vista de la docencia en fotografía, la creatividad siempre estuvo muy ligada a un contexto muy global de la fotografía en los campos donde me desempeño, por ejemplo hay  que explorar nuevas formas para impartir los conocimientos, para buscar alternativas de hacer prácticas y para involucrar más a  los alumnos.  Pues en la fotografía hay que hacer para poder aprender, y en ese salir y hacer te encuentras con la creatividad para abordar un tema por ejemplo, una imagen, un recuerdo, etc.

Mas que una relación con el alumno hay una búsqueda por impartir la información y que los estudiantes entiendan que la construcción estética y conceptual es individual.  Se pueden recibir los conocimientos, pero si no se pone las vivencias, las sensaciones, el corazón, la espiritualidad, eso va a estar muerto.

En mis investigaciones he tratado de abordar por qué una imagen es mejor que otra, por qué llega más a una personas que a otras.  En clase hay personas que arrojan unos resultados increíbles.

He aprendido que en el recorrido que se hace en las clases es el mismo estudiante que se va cultivando.  Se hace el proceso y se ven los resultados, ahora, que los resultados sean extraordinarios o no, creo que tiene que ver con la vida, con cómo la ve. Hay personas que ven la fotografía desde un punto de vista alejado, hay otros que tienen una conexión total, ver una imagen, desglosarla por completo y saber qué transmite.

En las clases está presente la creatividad en tanto yo doy unas directrices para que el estudiante empiece a unir y a crear.  Yo simplemente doy patrones para que hagan y el estudiante se encarga de encadenar las cosas para crear.

Hilar, construir, tomar las pautas y crear con eso cosas.  Los estudiantes que hacen eso creo que son los que tienen más éxito.

Creo que es muy importante buscar un norte artístico porque en la frontera comercial es muy banal,  por ser un asunto rápido, de consumo ligero, etc., es un contenido que se vuelve muy pobre".

Sin título. Jorge Mesa.

¿Te consideras un hombre creativo?

-"Creo que todos tenemos algo de creativos, siento que hay personas más creativas que yo.  A veces me cuesta mucho cultivar ideas nuevas aunque disfruto mucho cuando puedo hacer cosas nuevas.

En esta época es muy difícil hablar de creatividad pura porque ya hay mucho registro de ideas, lo que no pasaba antes, hay muchos referentes, pero pienso que uno es creativo en tanto le ponga el alma y el corazón a las cosas que quiere hacer, desde tener una idea, se desarrolle y se sea juicioso en hacerlo.  Y buscar la alternativa de que eso tenga una diferencia, y esa diferencia siempre va a ser tu punto de vista, tus sentimientos, tus cosas.  Cuando el artista o fotógrafo se da cuenta de eso es cuando empieza a crecer.

Estoy en el punto que ya he hecho muchas cosas que me interesan.  Ahora me interesa mucho el tema de la abstracción, no soy la persona más creativa pero si siento que es necesario y que sigo buscando los procesos creativos".

Sin título. Jorge Mesa

¿Cómo es tu estilo creativo?

-"Me he dado cuenta que parte de mi proceso está muy de la mano con la naturaleza, porque todo lo que he hecho hasta ahora siempre me lleva al mismo punto y es una cosa muy de la naturaleza.  Me encanta la ciencia, me fascinan las historias del origen del universo.  Soy una persona muy racional y me gusta mucho que las cosas que hago tengan un origen muy lógico y entonces en ese hacer he descubierto que las cosas que hago abstractas, son cosas que no tienen explicación, entonces ahí voy.  Me interesa el tema de la luz, trabajar la luz.

Me ha funcionado como método el hacer, es decir, tengo una idea, entonces  la hago y  la hago, la voy puliendo hasta que la termino.  Así soy más feliz.  Conozco fotógrafos que tienen una idea y hacen bocetos o libro de procesos y les funciona, yo he tratado de hacerlo, pero no me siento tan bien.  Sin embargo soy también muy medido en el proceso para que la imagen sea buena".

¿Tienes algún proyecto creativo en marcha?

-"Hace dos años presenté unas fotos en blanco y negro de una serie que tiene que ver con sueños y pesadillas y la quiero terminar.  Eso es lo primero que quiero hacer, es un proyecto que es largo y creo que no se va cerrar nunca, ya tiene un proceso y una huella de lo que es.
Otro proyecto es el de desnudo que siempre me ha fascinado. La idea es empezarlo a cultivar para tener una serie interesante que mostrar".

¿Cómo se desarrolla el músculo creativo?

-"Creo que uno tiene que estar muy conectado con todo, pero no es tanto ver referentes, eso ayuda, pero al final la búsqueda es interior, al final, hay que ser el propio referente y conocerse muy bien. 
Me alimento mucho del cine, por la forma de capturar el mundo desde la iluminación y los ángulos de toma y cómo esas herramientas ayudan a contar una historia, siempre me ha gustado mucho eso.
Conocerse a sí mismo, practicar, estudiar y hacer.
Libros también, poesía, todo lo que lo llene a uno y le guste creo que eso tiene que ir al baúl de la inspiración.  Pero fundamentalmente estar conectado".

En esa conexión y búsqueda de autorreferencia,¿Crees que la fotografía podría ser un elemento curativo, explorador de ese mundo interno?

-"Sí, lo he vivido como profesor.  La fotografía es una terapia para mucha gente y el arte es una terapia para muchos artistas.  Hay muchos artistas quienes tienen problemas a los que les sale el arte muy interesante y a los que "no tenemos problemas" somos buscando una diferenciación.
Es una constante en el arte que las personas que han tenido dificultades, pérdidas o problemas psicológicos, su sensibilidad aflora de una manera exponencial y son demasiado aptos para hacer cosas que transmiten y que permiten que los demás se conecten".

¿Cómo conversan la fotografía y la escritura?

-"Siempre  había pensado que la fotografía debe ser como la escritura porque así como se tienen unas letras para juntar y formar unas palabras para escribir oraciones, así mismo tenemos unas herramientas en la imagen para construir cosas". 

Flor de Fuego. Jorge Mesa

¿Cómo te va con la mirada del otro?

-"Me gusta mucho porque en el tema de la abstracción por ejemplo, me interesa mucho saber qué interpreta el otro.  Lo disfruto".



Gracias Jorge por la agudeza y a la vez sencillez en el compartir de la creatividad.

Más de su trabajo en: 



Ángela P. Ramírez C.

4 de octubre de 2017

REFLEXIONES SOBRE EL ARTE DEL ENCUENTRO

Hermes en el Louvre
En la pasada cita con el Grupo Rizoma (círculo de amigos alrededor del estudio, la práctica y profundización de la psicología de Jung, la comprensión del alma humana y la exploración de lo inconsciente en Casa Jung Medellín) estuvimos conversando sobre el arte del encuentro, pensamos nuestro encuentro como grupo de estudio y valoramos la red de raíces y el tejido armado en el transcurso de estos años.  Les comparto mi reflexión:

"El pájaro un nido, la araña  una tela, el hombre  amistad".
William Blake

Empezaría por nombrar que si es asumido como arte, el encuentro humano requiere dedicación, atención y esmero, es decir, no es un asunto solamente fortuito, caído del cielo o necesariamente, fácil.  Y creo que allí mismo radica su belleza.  Como cualquier obra artística  el encuentro, unifica asuntos dispersos con un sentido y propósito, ya sea la comunicación o transmisión de mensaje o simplemente la manifestación de una potente necesidad humana:   la creatividad.


Entonces, ¿para qué encontrarse?, ¿Cómo encontrarse?
Me permito un juego de palabras: encontrarse para relacionarse y relacionarse para encontrarse. Y en esa incesante búsqueda de relaciones y encuentros vamos creando y recreando la realidad.

La relación consigo mismo es protagonista, pues en la medida de una vívida y nutrida intimidad se da la posibilidad de una sana otredad. El otro como infierno o como cielo, depende del conocimiento de mi propio cielo y de la relación con mis infiernos, o mínimamente del respeto por tal pluralidad.

Cada uno descubrirá  sus vías y formas de encuentro.  La mía ha estado muy cercana a la relación con el alma, propia y del mundo.  El encuentro con el otro y otros ha sido una oportunidad para encontrarme con asuntos de mi alma y para conocer el alma del mundo con sus tonalidades y matices; asumiendo las dificultades en los códigos de comunicación, el dañino prejuicio y el miedo al rechazo.

La vinculación, la pertenencia y el "hacer parte de" nos es imperante como especie, mas exige madurez y por qué no, trabajo psíquico, desprendimiento y apertura de corazón.

Los grupos, los círculos de estudio, los desarrollos interdisciplinarios hacen parte de esta necesidad y búsqueda del refinamiento en el encuentro.  Al encontrarse se hace historia conjunta, paso a ser parte de la historia del otro consciente o inconscientemente dado que ningún encuentro a mi modo de ver, es gratuito.

Rizoma, nuestro Eranos:

Más que presuntuoso es una inspiración y motivación por el interés que nos reúne sobre los estudios de la psicología analítica. La calidez de una buena conversación, la compañía silenciosa y el respeto por las palabras, el alimento de los saberes del otro, la puesta en común de los diversos pensamientos e ideas, las lecturas guiadas y analizadas; configuran una "comida en común", un Eranos, que necesita recoger e ir componiendo su menú con la misma alegría de cada encuentro.

Respetar el símbolo, estudiar y conocer el símbolo, explorar el símbolo, vivir el símbolo es lo que quisiera para nuestro rizoma en días futuros.

El filósofo y antropólogo Andrés Ortiz-Osés se ha referido al círculo de Eranos como "almacén simbólico" y a la recopilación de sus conferencias como "anuarios vivos".  Les dejo esta idea de invitación y discusión.

Los dioses del encuentro:

No puedo dejar de mencionar a los invitados especiales, fuerzas que dinamizan cualquier encuentro: los dioses y sus características más inspiradoras.
Hermes
Eros
Dionisio
Apolo
Atenea
Afrodita y por supuesto las musas, hacen del encuentro un Arte.
(Esto también lo dejo abierto para estudio y discusión).



Rizomaticos leyendo


 Ángela P. Ramírez C.


18 de septiembre de 2017

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO: NATALIA HOYOS.

Son Mujeres. Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras, hermanas del alma y nacidas en este efervescente lugar montañoso.  Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes, por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.

Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste.  En esta oportunidad me encuentro con Natalia Hoyos.


Cuando La Magia viene del Corazón no puede sino crear realidades hermosas, únicas, funcionales y amigables con el planeta.  Así  es la Magia de Natalia, psicóloga de profesión y con un amplio camino de exploración y búsqueda por la valoración de  los oficios de la mujer, las manualidades y las artes de lo cotidiano.   Esto me contó sobre su magia creativa:


¿Qué es La Magia Viene del Corazón?

-"Es una historia por contar, es comunicar una historia de amor por la naturaleza.  Es un proyecto creativo que tengo hace más de 7 años.  La Magia Viene del Corazón es el espacio y la forma que me cree en el mundo para poder expresarme a través del trabajo con telas y con hilos.  A través de la costura le doy forma a ideas, imágenes y sentires que tienen que ver con el cuidado de la tierra y con reconectarse con la naturaleza y los animales de una forma lúdica.  Hago bolsos y carteras inspirados en la naturaleza, con forma de pájaros, mariposas y gatos".


¿Qué significa para ti la creatividad y cómo está presente en tu vida?

-"Para mí la creatividad se convirtió en una fuente inagotable de bienestar, de alegría y de acceso a un mundo infinito de belleza.  Es una puerta que se abre y que se ha convertido en la forma de expresarme, aceptando al decir con humildad: tengo unas manos, me gusta hacer cosas, tengo un hilo y una aguja.  Los gatos, los pájaros y las mariposas me generaban mucho amor y ánimo en tiempos difíciles, entonces me dediqué  a hacer gaticos de trapo".


¿cómo describes tu estilo creativo?

-"Yo creo con mucha intensidad y con una entrega total, porque es darle valor a cada idea, a cada sentir y darme el permiso de ser, recibir lo que me llegue y ser humilde en equivocarme, no saber cómo hacerlo, pero tener como una visión y propósito a dónde quiero llegar.

Me gusta ser refinada en el acto de la creación, tratando de sintetizar, pero empezando por abrirme a todo y aceptar los aprendizajes, reconociendo que es un proceso largo en el tiempo.

Mi estilo creativo viene desde el sentir, siento que quiero expresar y comunicar algo y desde ese sentir llega la pasión, la obsesión de buscarlo el tiempo que sea necesario.  Y en ese proceso me gusta mucho aprender, nuevas formas, técnicas, no me da miedo equivocarme y soy muy autodidacta.  Esa es una de las fuentes de acceso a la creatividad.  Pero la principal fuente de mi creatividad es que yo siento un inmenso respeto y amor profundo por la tierra".


¿Tienes alguna ruta o método a la hora de sacar un producto?

-"Mi primer método fue que me di el permiso de recrearme en La Magia Viene del Corazón para poder caminar en el mundo con mi corazón abierto porque en otros espacios institucionales, sociales y de familia padecí mucho por andar con el corazón abierto y encontrar que no siempre era bien recibido, entonces La Magia Viene del Corazón ha sido el espacio para caminar en el mundo a mi manera y recrear mi sentir.

A través de las telas, la costura, la creación ancestral, tomo materiales para a través de ellos hacerle venia a la naturaleza convocando unos símbolos para que realmente conecten a las personas con la naturaleza.  Y todo eso va ir depositado en un bolso.  Es un proceso que une lo emocional y lo conceptual.  Procuro hacer un círculo limpio entre quien fabrica y quien usa los productos".



¿Es fácil o difícil crear?

-"En general, en los espacios de diseño que he participado se piensa o se tiene como la leyenda o creencia de "ya todo está hecho".  Pero la creatividad es como una puerta y en realidad asumo que todos tenemos algo que expresar, único, original y hay muchas necesidades nuevas y reales que se tienen y a veces uno se pierde en el asunto creativo preguntándose ¿para qué creo? como si no tuviera sentido. Siempre se crea para algo cuando se aterriza eso creado para generar soluciones.

Mas que fácil o difícil es refinarse, hacer el proceso, concentrarse, soltar y soltar previas ideas hasta que aparece el fruto".

¿Tienes algún  nuevo proyecto creativo en el que estés trabajando?

-"Sí, se llama Soy Colombia, será la cosecha del trabajo y es un asunto de identidad.  Son productos sustentables y ecológicos que generan soluciones para las necesidades de compra, cocina, etc.  Son soluciones creativas de tela para reemplazar todos esos usos que le damos al plástico y  poder generar un nuevo hábito de consumo con imágenes de la biodiversidad de la naturaleza colombiana.  Cada objeto lleva un mensaje de conservación y visibiliza las especies con las que no solemos estar en contacto.  Y generar redes de protección a partir de los productos para esas especies. 

El mensaje de La Magia Viene del Corazón es que la conexión con la naturaleza es esencial para tener salud en todos los niveles".

¿Cómo crees que se desarrolla el músculo creativo, qué recomiendas para desarrollar la creatividad?

-"Tan sencillo como hacerlo, la creatividad es un acto integral, que unifica en un momento el pensar, el sentir y el hacer. La creatividad es una experiencia, se debe recorrer el camino con sus consecuencias.
Recomiendo que se debe aferrar a cualquier idea que genere ánimo, motivación; aferrarse y dejar que crezca, esa ha sido mi metodología".




Gracias Natalia por recordarnos que sí hay una magia creadora que viene desde el corazón y nos cuenta historias del corazón de la naturaleza.

Ángela P. Ramírez C.






12 de septiembre de 2017

HOY AMANECÍ PENSANDO EN... LOS LIBROS


Por estos días en Medellín se está llevando a cabo la Fiesta del Libro y la Cultura, evento muy esperado por los amantes de la lectura y de todo lo que ésta propicia.  Atinadísimo llamarle Fiesta, pues es digno celebrar el ejercicio humano de leer, escribir, narrar, construir y crear.

Hoy  amanecí pensando en los protagonistas de esta fiesta, los libros, quienes con su gran aliada la imaginación nos llevan de la mano por múltiples escenarios, territorios y mundos.

En los libros he encontrado una puerta siempre abierta, un portal hacia infinidad de rutas y universos posibles.  Recuerdo el primer libro que leí: "Viaje al centro de la tierra" de Julio Verne, o mejor, mi primera experiencia con un libro, pues apenas contaba con 8 años de edad y si bien ya sabía "leer", el nivel de comprensión lectora era el de una niña, es decir, era la pura Imaginación.  Esa niña, leía y leía, juntando letras y organizando palabras, simplemente para viajar al centro de la tierra.  Ese recuerdo viene también acompañado del aroma de las hojas amarillitas y  de la agradable textura de la tapa negra aterciopelada de aquel objeto, vehículo, nave, que transformaba una tarde cualquiera, en todo un viaje.

Por esa misma época pasaban por la tv. un programa infantil en donde me prometían: "en los libros hallarás el tesoro del saber" y yo les creí, y empecé entonces a reconocer en esas "claves secretas" la posibilidad de aprender y lograr un día acceder a ese tesoro.

Con los libros llegaron entonces las palabras raras y bonitas, las historias, las experiencias de otros, la poesía. Llegaron las cartas, los cuentos, las novelas. Imágenes cada vez más nítidas sobre aquellos signos, figuras y símbolos plasmados en papel.  El "había una vez" y el tan a veces temido "fin" hacían parte de los protocolos más sencillos para comunicarme con esos nuevos compañeros. 


Puertas
Así como los amigos, hay libros más cercanos que otros, infaltables en la mesita de noche, de constante comunicación e inspiración; otros en cambio, distantes y con los que el debate y el ejercicio del bien pensar son la única vía.  Puedo decir que como algunos íntimos amigos, hay libros que me han salvado de penurias, tristezas y vacíos.  Libros iniciáticos, mistéricos, laberínticos. También están los cortos amores furtivos, el libro de paso, el que te acompaña en un viaje, el que te encuentras en una salita de espera.  Quizá en eso consiste gran parte de su magia: que hay de todo y para todos, que cumplen deseos.

Particularmente valoro aquellos textos exigentes, que van entregándote en la medida de tu perseverancia, y que sin ser pretenciosos ni ostentosos seducen los rígidos esquemas de la razón abriéndolos a nuevos horizontes.  

En los libros el pasado, el presente y el futuro, en ellos el tiempo.  Fueron, son y serán para mí, eternos maestros del lenguaje.

ÁNGELA P. RAMÍREZ C.