9 de julio de 2015

LOS PIES

"Qué pequeña eres brizna de hierba.  Sí , pero tengo toda la tierra a mis pies"
Tagore

Objeto específico de un sin número de historias y mitos, nuestros dos pies resaltan nuestra humanidad.

Somos bípedos con alma.  Somos alma con dos pies para caminar, vagar, errar en la historia y también dejar huella con cada paso.

El SÍMBOLO:
Este mes quiero prestar mi atención al  símbolo de los pies, pues en estos inicios conviene revisar nuestro andar, para realmente "cogerle el paso" a lo nuevo y comprender cómo en nuestro cuerpo físico se va narrando una historia de vida y cómo nuestros pies soportan el peso de esa historia, nos soportan, conectándonos con la tierra.  Somos humanos que volamos con nuestra imaginación y caminamos acariciando o tropezando  la tierra con los pies.
El significado profundo de los pies cobra fuerza en frases tan comunes como "Poner los pies en la tierra" para aceptar la realidad;  "Andar con cuidado" cuando esa realidad no parece clara;  "Lo que hace con las manos, lo desbarata con los pies" cuando las acciones no son coherentes con esa realidad.
 Los pies señalan el contacto del hombre con el suelo que lo fundamenta, con su destino.  Son raíces del árbol humano.  Y en esa humanidad, la vulnerabilidad, la fragilidad,  por eso quizá  tantas heridas en los pies  presentes en las historias y narraciones míticas como Edipo y su pie hinchado, Aquiles y su talón vulnerable, la mordedura de la serpiente en los pies de Eva, luego las representaciones de la virgen María con la serpiente... a sus pies.
Los pies alados de Hermes, como conjunción de lo terrestre con lo celeste y los pies de los bailarines mal formados y doloridos creando movimientos estilizados.


En la medicina tradicional china al igual que la mano, el pie es una terminal de meridianos (circuitos, canales, a través de los cuales fluye la energía vital del cuerpo).  Según ésta tradición, el pie contiene el cuerpo entero, por eso su masaje estimula todas los órganos y funciones  vitales.  En los pies se inscribe nuestro andar física y simbólicamente.  En la india el "pie de buda" por ejemplo, simboliza la fuerza  y la huella de las enseñanzas de este personaje, como también la necesidad de llevar  una vida espiritual en la tierra.


Y podríamos seguir en nuestro rastreo con el pie de cenicienta  y su zapatilla perdida, la leyenda de pie grande, la pata sola,  etc.  Y no quisiera dejar de mencionar la tradición de los pies vendados en china a la que hice referencia en el comentario sobre el libro el abanico de seda http://contactovital.blogspot.com/2012/03/el-abanico-de-seda.html.  Además de la belleza de los pies en las esculturas de la artista Camille Claudel.



En los sueños narrados por algunas  consultantes antes y después de empezar procesos con danza y movimiento, los pies aparecen transfigurados en imágenes como placas de hierro,  troncos y raíces de árboles, barro sin forma, pies atados, zapatos  y manos en los pies.  El inconsciente es suelo generoso por donde el alma de nuestros pies recorre, cambia, muta y se alimenta.

MOVIMIENTOS VITALES CON LOS PIES:
Estos son algunos movimientos conscientes que nos permiten acercarnos a la sabiduría de nuestros pies:
  • En posición erguida flexiona un poco las rodillas  y concentra toda tu atención en los dedos de los pies,  sintiendo poco a poco cómo todo el peso del cuerpo se reparte equilibradamente por toda la planta del pie.
  • Las caminatas cortas y sin tener un destino fijo, centran la atención en el caminar y en el movimiento de los pies.
  • El auto masaje estimula y relaja rápidamente, después de haber permanecido mucho tiempo de pie.
  • El habito de reservar un tiempo para caminar descalzos, aligera las cargas mentales y activa memorias de exploración y creatividad.
UN LIBRO: 
Viaje a pie. 1929
Fernando González.
Nuestros ancestros caminaban largos trayectos, y en ese caminar el encuentro con la sabiduría del propio camino.   
UNA PELÍCULA:
Mi pie izquierdo.
Jim Sheridan
1989
Daniel Day Lewis
UNA IMAGEN:
 UNAS PALABRAS:
"Soporte real que sostiene el universo del cuerpo sensible,
Con sus movimientos, la tierra besan constantemente.
Símbolo del devenir del alma caminando en el tiempo,
 Son los pies, paso rápido o lento, son salto, giro y flexión.  En ellos, el mapa del resto del cuerpo.
 Huellas del transitar y experimentar la existencia bípeda en este planeta."

ÁNGELA P. RAMÍREZ