24 de noviembre de 2015

LUNA LLENA NOVIEMBRE 2015



Y que tal si en esta luna llena además de emocionarnos, bailar y cantar enlunados; afectados por las mareas de las  aguas del mundo subterráneo,  también usamos simbólica y amorosamente la luna como un gran proyector hacia toda la tierra y sus órganos afectados.  Sí, digo órganos, porque nuestra tierra es un enorme cuerpo enfermo y,  por lo que he visto desde hace un tiempo, a muchos nos duele.


Que tal entonces si levantamos las manos, el corazón, la mirada y el deseo humano de pacificar el fuego bélico (interno y externo), y en noche de luna llena proyectamos una intención, un deseo genuino, una oración, un suspiro;  a ver si la reina del cielo en su esplendor nocturno irradia suavemente tales propósitos.

Si  todo está conectado, entonces así como la guerra en todos, así la paz. Que tal si nos permitimos imaginar y proyectar una noche de luna llena pacífica.


Feliz Luna llena.

Ángela P. Ramírez Cano.