6 de diciembre de 2015

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO

Son Mujeres.  Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras; hermanas del alma y nacidas en este efervescente lugar montañoso. 

Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes, por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.

Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste.  En esta oportunidad me encuentro con Clara González, terapeuta y pintora.



Esta vez les propongo primero recorrer  en silencio el trazo y la paleta de color de Clara,  pues me contó que  el silencio es clave en sus procesos de creación y  luego, sus palabras, las que  me fueron llevando a una profundidad muy especial, más adelante transcribo la entrevista.





El Sueño


Mujer saliendo del río



"Yo soy una vividora, me dedico a vivir y a encontrar mi lugar en este espacio que hemos creado entre todos. En cuanto a oficios, la pintura y la psicoterapia son los dos oficios con los que estoy en el proceso de vivirme.

El espacio de la pintura lo desarrollo en Guatapé, en un espacio de mucha soledad y silencio, enfrentando mis miedos y eso es lo que me ayuda a que la creatividad se manifieste más".


¿Qué significa para ti la creatividad?

-"La creatividad es precisamente dentro esta experiencia llamada vida, encontrar cómo el ser quiere manifestarse y expresarse a sí mismo, para sí mismo y para otros".

En el terreno de la psicoterapia y el arte de la pintura, ¿cómo describes tu estilo creativo, cómo crea Clara?

-"cuando estoy haciendo una obra me estoy creando y a la vez manifestando un mundo interno, procesos internos.  A medida que voy pintando voy elaborando internamente lo que está pasando dentro mío, eso es lo que puedo ver plasmado en mi obra.  Las imágenes simplemente surgen y yo las desarrollo, me dejo".

Es un ejercicio entonces  de mucha introspección.  ¿Cómo te enfrentas con la mirada del otro en las exposiciones?

-" Sí, y es justamente un proceso, primero es difícil porque es dejarse ver. Pasar de ese momento íntimo de creación donde estoy conmigo y luego salir y  exponerse, sin saber si logro  compartir, dar, comunicar.

Yo veo que mi obra no le llega a muchas personas.  Hay gente que pasa de largo y no la ve, pero algunas personas  se detienen a verla y les toca su alma, para mí eso es muy valioso.  sentir que hubo un contacto de mi alma con el alma del otro a través de una imagen.   Por ejemplo, He observado que mi obra le llega más a las mujeres y  algunas al estar frente a una obra, comentan que les da ganas de llorar.  Eso para mi es bello porque nos encontramos dos almas en un punto que no es tangible".

¿Cómo llegas a la pintura?

-"Siempre había tenido la habilidad para pintar, pero me había negado a eso por rebeldía hacia mi padre, era una pelea que tenia con él pues él quería eso para mí y yo le dije, si tu no me das lo que yo necesito, yo no te voy a dar eso. Eso  lo descubrí tiempo después y a partir de ahí me dije: esto ahora es para mí.  Para él también un poco, siento que a través de la pintura estoy extendiendo algo que él no pudo plasmar, pero es sobre todo para mí".

¿Cómo desarrollas tu Músculo Creativo, qué elementos son importantes para desarrollar tu creatividad?

-"Mucha observación en silencio.  Observo hacia adentro y hacia afuera.  

Muchas veces me veo mirando sin darme cuenta los contornos, los contrastes, las sombras.  Igual con el alma mía y del otro, estoy mirando los colores, las profundidades, los contornos, es hermoso.  Así siento que fortalezco ese músculo.  Desde el silencio.  Necesito pintar en mucha quietud y mucho silencio".


Gracias Clara por mostrarnos a través del pincel tus mundos femeninos llenos  profundidad, meditación y sentido.

Ángela P. Ramírez C.