2 de febrero de 2016

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO

Son Mujeres. Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras, hermanas del alma y conectadas de alguna manera con este efervescente lugar montañoso que es Medellín.  Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes, por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.

Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste.  En esta oportunidad me encuentro con Mónica Betancourt. 


Mónica es artista plástica y docente, me reuní con ella para que me contara sobre su mundo creativo y me encontré con que  ha sido la ganadora de una beca de creación para artistas emergentes el año pasado con su proyecto Taxonomías Íntimas.

Cuando vi por primera vez este trabajo creativo pensé:   Así  como es de íntimo, es también muy amplio este proyecto, es decir, así como toca un área tan profunda del alma, como es el recuerdo en lo cotidiano, al mismo tiempo se expande en posibilidad creadora hacia intervenciones sociales con un asunto que suena y suena en nuestra ciudad:  la memoria. 

Aquí la memoria instalada en los objetos, en la forma de habitarlos y darles significado, el mismo que ella plasma en sus preciosas ilustraciones.   Les comparto algunas y  por supuesto, la entrevista:





¿Qué significa para ti la creatividad?

-"Significa no ser convencional, solucionar problemas de manera ágil, rápida y juguetona.

Creo que hay espíritus que pueden ser más proclives a ser más creativos porque tienen como un afán interior.  La creatividad la asocio a toda mi vida, por ejemplo si me voy a un viaje tengo que llevarme una libreta, un libro, un lápiz o una cámara para estar en constante evolución.  Creo que las personas creativas son las que persiguen siempre una idea".

Háblanos de la beca y cómo llegaste a Taxonomías Intimas

-"Hace rato quería presentarme a una beca de creación porque obviamente es lo que persiguen los artistas como validación en el medio en que se mueven, pero siempre pasaba algo, se me pasaba el tiempo, las fechas, etc., por el trabajo no tenía tiempo.

Hasta que hice una exposición para una tienda, colgué unos cuadros  y una persona del MAMM comentó que lo que estaba plasmado allí lo remitía al hogar, esto me quedó sonando y empecé a pensar en el tema de la vida familiar, en los objetos de las personas que se guardan en la casa.

En mi hogar por ejemplo, todas las mujeres han  tejido, como tradición.  Cuando me empezaron a enseñar a mí, me di cuenta que me iba mejor con el dibujo y descubrí carpetas en papel  entonces decidí dibujar en ellas, y me dije:  si la mujeres de mi familia  tejen en croché, pues yo dibujo".

Entonces ¿hubo toda una inspiración relacionada con la familia?

-"Sí, otra inspiración fue  que heredé las carpetas tejidas de la abuela, no conocí a mis abuelos, pero sé que tenían vidas creativas, mi abuelo escribía, era profesor, músico.  Mi abuela tejía, pintaba y hacía modistería.  Esto me llevó a pensar sobre las vinculaciones con otros aunque no los conozcas a través de sus pasiones y objetos.  Cuando a mí me llegó esa caja de las reliquias de familia, me empezó el amor por las anticuarias, bazares de segunda mano, etc.

De ahí surge la idea de que todas las personas debemos tener alguien ya sea por muerte, por duelo o por olvido, que uno se quede con sus objetos y esa sea la forma de relacionarse  con esa persona.  Y ahí empezó la investigación.   Se llama taxonomías intimas y significa los objetos que la gente habita.  Me fui al museo del juguete, a la unidad de víctimas, a recuperar memorias.  Con la beca recibes un presupuesto para hacer obra e investigar.  Así que realicé entrevistas, talleres, dibujos y próximamente espero, la exposición.

Empecé contactando a varias poblaciones, realizando talleres para saber cómo la gente habita sus objetos.  Las madres de la candelaria, museo de la memoria, personas que han pasado por historias violentas.  Escuchando y dibujando las historias de los objetos  ligados a las intimidades de la gente".

En los talleres, ¿con qué te has encontrado a propósito de la gente y sus objetos?

-"Con muchísimas cosas.  Descubrí por ejemplo como las personas tienden a aferrarse más a sus objetos cuando tienen más limitaciones económicas, además, que en general los hombres viven más en las abstracciones,  en cambio las mujeres son más de objetos tangibles con funciones de servicio para otros".



¿Cómo describirías tu estilo creativo, cómo son tus procesos creativos?

-"Si tengo algún proyecto no me quedo quieta, es decir, investigo, leo, traigo bibliografía, películas, pero también hay una cosa que he sabido llevar en mí y es estar tranquila, sola y en silencio.  Cuando estoy creando todo el cuerpo está en función de perseguir la idea.  Busco lugares tranquilos.  Busco en el inconsciente".

¿Para ti es algo entonces que buscas o que emerge?

-"En el proceso creativo hay algo racional en la investigación que tu buscas, pero hay algo irracional en lo que pasa adentro.
Es como tirar la carnada y ver en tus recuerdos y en las elaboraciones qué es aquello que sale, que emerge".



¿Porqué el dibujo y la ilustración?

-"Cuando estaba en la universidad, hacía unas pinturas extremadamente grandes y no era muy sencillo el manejo, entonces cambié a formatos como trípticos y dípticos que también seguían componiendo algo grande, pues me gusta mucho lo minucioso de los pequeños detalles, el dibujo me gusta mucho porque es la base de la pintura, la fotografía, es la base del mirar, como el primer apunte que se hace, sin embargo no trabajo en con una sola técnica sino con técnicas mixtas, pues es la idea la que te exige el material".



¿Qué se necesita para desarrollar lo que llamo músculo creativo?

-"Se puede desarrollar  haciéndonos siempre una pregunta, vivir con el "qué tal si".  Nosotros conocemos el mundo y estamos habituados a ello, entonces para desarrollar la creatividad hay que salirse de lo habitual y preguntarse que tal si las cosas no fueran como lo son. No acostumbrarse. Ver  de forma diferente con ojos de sorpresa y encanto".

En todas esas investigaciones con los objetos y las memorias, ¿qué tesoros te has encontrado o cuáles objetos te han tocado más el alma?

-"Muchos, pues yo soy coleccionista de objetos, soy absolutamente cuidadora de todas las cosas.  Tengo objetos de mi abuela y abuelo, un oso que tiene 36 años y la primera camisa con la que salí del hospital recién nacida, un mechón de pelo".

Muchas gracias Mónica por resaltar la subjetividad de lo inanimado, viendo el alma de los objetos y plasmándolos con gran respeto por sus memorias.



Ángela P. Ramírez C.