14 de marzo de 2016

PELÍCULA: LA LINTERNA ROJA

LA LINTERNA ROJA
(Esposas y concubinas. Su Tong)
Zhang Yimou
1991


La linterna roja es una película en cuya impecable estética se va develando el drama interior  de una joven mujer china en los años  20 quien  tras la muerte de su padre tiene que dejar sus estudios y convertirse en la "cuarta esposa" de un hombre rico que escoge cada noche con cuál de sus mujeres  compartirá la cama a través de un ritual de encendido de  linternas rojas.  La llegada de la nueva esposa va dando lugar a una dinámica de intrigas, envidias, desconfianzas y estratagemas entre las esposas. 

El encierro de una tradición.

La fijeza y fiereza en la mirada de 4 mujeres en pugna por un Señor, por mantener un estatus en la casa de ese señor en la China de los años 20, enmarca un encierro por tradición, y nos muestra cómo el patriarcado ha operado no sólo en las estructuras amo-esclavo visibles, sino también a nivel emocional, como consecuencia de un legado asfixiante que se replica sin ningún cuestionamiento, y en el que  las mujeres se van en contra de aquello que amenace sus únicos y posibles papeles de esposas o concubinas, es decir,  en contra de sus congéneres. 

La sumisión, la muerte, la soledad y la locura son iluminadas con preciosos  colores en un lenguaje estético meticuloso donde resaltan el espacio, la arquitectura, las prendas y utensilios de la época;  todo con un carácter muy formal, mucho más representativo esto quizá, que la historia en si misma.  Los personajes simples, hacen parte de cuadros fijos sin contaminar para nada las composiciones.


Todo este decorado visual plasma y transmite realmente el efecto encierro en el que no logran tener espacio, ni la novedad, ni la juventud, ni la reflexión, ni mucho menos el buen juicio ético; ya que en esta casa la costumbre es ley y los cuatro pilares que la conforman no son hogar sino que son un encierro.

4 estaciones, 4 mujeres, 4 edades distintas, 4 aspectos de lo femenino que se nombran como hermanas pero que están lejos de poder ejercer la hermandad, pues cada una a su estilo, comparte un "desamparo aprendido" que les impide salir de la rígida estructura.   Ya sea por la vía de la resignación en la primera esposa, de la malicia y rivalidad en la segunda, de la desobediencia en la tercera, y de los intentos fallidos de la cuarta; a ninguna de ellas las ilumina realmente el rojo de la buena fortuna, la pasión, la amistad y la riqueza que simbolizan las linternas rojas en China.

Ángela P. Ramírez C.