16 de septiembre de 2016

LUNA LLENA SEPTIEMBRE


La luna llena de septiembre nos va iluminando el camino para el próximo equinoccio.  Como siempre, su cíclica presencia en el cielo con su crecer y decrecer nos recuerda y evidencia la fuerza poderosa del cambio. 

Las grandes y pequeñas transformaciones tienen su ritmo, y al recibir  la vibración sutil de la luna llena podemos descubrir y conectar con los propios ritmos internos, necesaria esta conexión  para asumir o emprender cualquier cambio consciente, desde la eliminación de un hábito insano hasta la modificación de viejos patrones de pensamiento y emoción.


Explorar y conocer los propios ritmos, sentirnos a gusto en ellos, aceptarlos, validarlos y respetarlos son actitudes claves para salirnos de la tiranía de tiempos autoimpuestos y que van en contra del desarrollo de la vida.  Los ciclos del sueño, la asimilación de los  alimentos, la actividad y el reposo pueden equilibrarse o alterarse con el influjo de la luna llena.  

Cada uno se mueve con sus ciclos según sus posibilidades y consciencia, y en cada luna llena una oportunidad para conocerlos y acompasarlos con un ritmo más vital y cercano a la naturaleza, en ello, la luna, es nuestra gran maestra.

Feliz luna llena.

Ángela P. Ramírez C.