20 de octubre de 2017

EN CONTACTO CREATIVO: JORGE MESA

HOMBRES EN CONTACTO CREATIVO:

Son invitados a conversar sobre creatividad, apasionados por un oficio, arte o disciplina.  Hombres con voces y obras para compartir con el mundo.  Hoy mi invitado es el fotógrafo y docente: Jorge Mesa.


La conversación con Jorge me dejó una grata motivación para seguir indagando en el mundo de la creatividad y especialmente en el valor de la integración entre lo estético y lo técnico aunado a la exploración y conocimiento personal; en este caso, desde la fotografía y su enseñanza como acto creativo.  Él posee una amplia experiencia en docencia, fotografía comercial y  procesamiento digital y se ha dedicado al estudio e investigación de este bello arte-oficio. 

¿Qué significa para ti la creatividad y cómo está presente en tu vida?

-"Considero que la creatividad es una forma de trabajar y ver la vida.  Una persona creativa es una persona que trabaja con la imaginación, con un recurso que siendo intangible se usa siempre para resolver un problema, para sentirse mejor, o en el caso de la fotografía y el arte poder elaborar obras que llenen las expectativas del propio autor.

El proceso creativo es muy interesante y se puede dar de muchas maneras, desde mi punto de vista de la docencia en fotografía, la creatividad siempre estuvo muy ligada a un contexto muy global de la fotografía en los campos donde me desempeño, por ejemplo hay  que explorar nuevas formas para impartir los conocimientos, para buscar alternativas de hacer prácticas y para involucrar más a  los alumnos.  Pues en la fotografía hay que hacer para poder aprender, y en ese salir y hacer te encuentras con la creatividad para abordar un tema por ejemplo, una imagen, un recuerdo, etc.

Mas que una relación con el alumno hay una búsqueda por impartir la información y que los estudiantes entiendan que la construcción estética y conceptual es individual.  Se pueden recibir los conocimientos, pero si no se pone las vivencias, las sensaciones, el corazón, la espiritualidad, eso va a estar muerto.

En mis investigaciones he tratado de abordar por qué una imagen es mejor que otra, por qué llega más a una personas que a otras.  En clase hay personas que arrojan unos resultados increíbles.

He aprendido que en el recorrido que se hace en las clases es el mismo estudiante que se va cultivando.  Se hace el proceso y se ven los resultados, ahora, que los resultados sean extraordinarios o no, creo que tiene que ver con la vida, con cómo la ve. Hay personas que ven la fotografía desde un punto de vista alejado, hay otros que tienen una conexión total, ver una imagen, desglosarla por completo y saber qué transmite.

En las clases está presente la creatividad en tanto yo doy unas directrices para que el estudiante empiece a unir y a crear.  Yo simplemente doy patrones para que hagan y el estudiante se encarga de encadenar las cosas para crear.

Hilar, construir, tomar las pautas y crear con eso cosas.  Los estudiantes que hacen eso creo que son los que tienen más éxito.

Creo que es muy importante buscar un norte artístico porque en la frontera comercial es muy banal,  por ser un asunto rápido, de consumo ligero, etc., es un contenido que se vuelve muy pobre".

Sin título. Jorge Mesa.

¿Te consideras un hombre creativo?

-"Creo que todos tenemos algo de creativos, siento que hay personas más creativas que yo.  A veces me cuesta mucho cultivar ideas nuevas aunque disfruto mucho cuando puedo hacer cosas nuevas.

En esta época es muy difícil hablar de creatividad pura porque ya hay mucho registro de ideas, lo que no pasaba antes, hay muchos referentes, pero pienso que uno es creativo en tanto le ponga el alma y el corazón a las cosas que quiere hacer, desde tener una idea, se desarrolle y se sea juicioso en hacerlo.  Y buscar la alternativa de que eso tenga una diferencia, y esa diferencia siempre va a ser tu punto de vista, tus sentimientos, tus cosas.  Cuando el artista o fotógrafo se da cuenta de eso es cuando empieza a crecer.

Estoy en el punto que ya he hecho muchas cosas que me interesan.  Ahora me interesa mucho el tema de la abstracción, no soy la persona más creativa pero si siento que es necesario y que sigo buscando los procesos creativos".

Sin título. Jorge Mesa

¿Cómo es tu estilo creativo?

-"Me he dado cuenta que parte de mi proceso está muy de la mano con la naturaleza, porque todo lo que he hecho hasta ahora siempre me lleva al mismo punto y es una cosa muy de la naturaleza.  Me encanta la ciencia, me fascinan las historias del origen del universo.  Soy una persona muy racional y me gusta mucho que las cosas que hago tengan un origen muy lógico y entonces en ese hacer he descubierto que las cosas que hago abstractas, son cosas que no tienen explicación, entonces ahí voy.  Me interesa el tema de la luz, trabajar la luz.

Me ha funcionado como método el hacer, es decir, tengo una idea, entonces  la hago y  la hago, la voy puliendo hasta que la termino.  Así soy más feliz.  Conozco fotógrafos que tienen una idea y hacen bocetos o libro de procesos y les funciona, yo he tratado de hacerlo, pero no me siento tan bien.  Sin embargo soy también muy medido en el proceso para que la imagen sea buena".

¿Tienes algún proyecto creativo en marcha?

-"Hace dos años presenté unas fotos en blanco y negro de una serie que tiene que ver con sueños y pesadillas y la quiero terminar.  Eso es lo primero que quiero hacer, es un proyecto que es largo y creo que no se va cerrar nunca, ya tiene un proceso y una huella de lo que es.
Otro proyecto es el de desnudo que siempre me ha fascinado. La idea es empezarlo a cultivar para tener una serie interesante que mostrar".

¿Cómo se desarrolla el músculo creativo?

-"Creo que uno tiene que estar muy conectado con todo, pero no es tanto ver referentes, eso ayuda, pero al final la búsqueda es interior, al final, hay que ser el propio referente y conocerse muy bien. 
Me alimento mucho del cine, por la forma de capturar el mundo desde la iluminación y los ángulos de toma y cómo esas herramientas ayudan a contar una historia, siempre me ha gustado mucho eso.
Conocerse a sí mismo, practicar, estudiar y hacer.
Libros también, poesía, todo lo que lo llene a uno y le guste creo que eso tiene que ir al baúl de la inspiración.  Pero fundamentalmente estar conectado".

En esa conexión y búsqueda de autorreferencia,¿Crees que la fotografía podría ser un elemento curativo, explorador de ese mundo interno?

-"Sí, lo he vivido como profesor.  La fotografía es una terapia para mucha gente y el arte es una terapia para muchos artistas.  Hay muchos artistas quienes tienen problemas a los que les sale el arte muy interesante y a los que "no tenemos problemas" somos buscando una diferenciación.
Es una constante en el arte que las personas que han tenido dificultades, pérdidas o problemas psicológicos, su sensibilidad aflora de una manera exponencial y son demasiado aptos para hacer cosas que transmiten y que permiten que los demás se conecten".

¿Cómo conversan la fotografía y la escritura?

-"Siempre  había pensado que la fotografía debe ser como la escritura porque así como se tienen unas letras para juntar y formar unas palabras para escribir oraciones, así mismo tenemos unas herramientas en la imagen para construir cosas". 

Flor de Fuego. Jorge Mesa

¿Cómo te va con la mirada del otro?

-"Me gusta mucho porque en el tema de la abstracción por ejemplo, me interesa mucho saber qué interpreta el otro.  Lo disfruto".



Gracias Jorge por la agudeza y a la vez sencillez en el compartir de la creatividad.

Más de su trabajo en: 



Ángela P. Ramírez C.

5 de diciembre de 2016

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO

Son Mujeres. Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras, hermanas del alma y nacidas en este efervescente lugar montañoso.  Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes, por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.


Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste.  En esta oportunidad me encuentro con Laura Builes.



Tomar café con Laura y escuchar sobre sus formas de ver y asumir la realidad,  me animó mucho a continuar explorando el campo de la fotografía.  La imagen, con su enorme espectro de posibilidades, será siempre una vía para el descubrimiento de los mundos internos y externos.

Laura es fotógrafa y docente de fotografía.  Una mujer con una gran capacidad de introspección y una conexión especial con la naturaleza, que se ven reflejadas en sus gestos, su palabra y por supuesto, sus fotos.
Esto me contó sobre su vida creativa:

¿Qué significa para ti la creatividad y cómo está presente en tu vida?

-"La creatividad tiene varias maneras de mirarse, tiene unas maneras más prácticas y otras más profundas y personales.

Como seres humanos, ser creativos nos puede ayudar tanto en ámbitos rutinarios a resolver un montón de cosas que se nos presentan en el día a día, como puede ser un acto que provenga más de un proceso íntimo, de una necesidad más psicológica.  La creatividad resuelve. Es una herramienta para resolver una necesidad. Con relación a la creatividad, la docencia ha sido una parte muy importante para la inspiración para mis proyectos personales, mucho  más que el trabajo comercial.

La mayor parte de la presencia de la creatividad en mi vida tiene que ver con el asimilar mi existencia. Soy un ser muy existencial.
Desde muy chiquita le hacía a mi mamá una pregunta que nacía de una profunda angustia:  ¿Yo por qué existo? Esta pregunta nacía de yo pararme a  observar el mundo y preguntarme el ¿por qué  siento, lloro, río, por qué las cosas huelen, saben?, no lograba asimilar lo que estaba pasando a mi alrededor. Eso de niña, eran como unas pequeñas crisis.

Ahora hay ocasiones en las que simplemente uno está y no se hace preguntas, pero hay ocasiones en las que no comprendo la realidad y eso me genera mucha ansiedad, ahí es donde encuentro el ser creativo y a través de la fotografía".


 ¿Cómo llegaste a la fotografía?

-"Siempre fui muy sensible a todo lo visual.  Desde muy niña me regalaron una cámara y empecé a tomar fotos, pero no a las personas, sino a las cosas, cosas que me parecían muy particulares o que rompían el orden.  Una mirada al detalle que me generaba curiosidad.
Así empecé a tomar fotos, pero realmente fue mucho después que me di cuenta que iba a ser fotógrafa, también vi mucho cine.  Soñaba despierta y me metía en la película.  Me encantaban esas realidades alternas en las que uno podía sumergirse.

Soy una fanática de la naturaleza, he encontrado en la naturaleza, en vivirla y disfrutarla, la experiencia vital más importante para mí.  Más que la relación con otros seres humanos o el desarrollo profesional que son necesidades básicas, es en la conexión con la naturaleza donde encuentro los momentos más trascendentales.
Para mí vivir a través de la conexión con la naturaleza es lo que hace que sea la mujer que soy y mi fotografía está teñida absolutamente de eso".


 ¿Cómo describirías tu Estilo Creativo?

-"Mi forma de tomar fotos es espontánea.  Las respuestas vienen después.  Mi estilo creativo lo describiría como sensorial.  Puede que otro haga un análisis diferente de mi estilo, pero mi forma es sensorial.
La fotografía a mí me ayuda a soltar, como el que pinta se deshace de algo en la pintura.  Hay fotos en las que me deshago de cosas que me pesan.  Es catarsis".

¿Creerías que el acto creativo con relación a la fotografía, puede ser curativo?

-"Sí, absolutamente, el arte en general. Toda la vida lo he pensado, de hecho mi trabajo de grado en el colegio era sobre el arte y la capacidad de sanar la violencia.

Por ejemplo, hay cosas que lo persiguen a uno tanto, en la cabeza, que le generan tanta ansiedad, que en el instante en que yo veo una imagen en la que esa pregunta se ve reflejada, una imagen con la que yo me siento feliz, una obra que yo siento que recogió todo eso, en ese momento el peso se levanta.  La aceptación ante la pregunta llega y se puede soltar la necesidad de tener una respuesta".

¿Tienes algún proyecto creativo personal en marcha, que nos puedas hablar de él?

-"Empecé en un proyecto personal muy complejo porque es un proyecto de autorretrato que primero se sale de todo lo que he hecho hasta ahora y de todo lo que me brinda esa paz, que para mí ha sido fundamental; y este es un proyecto que tiende a remover cosas más oscuras, que tiende a buscar demonios.  ¿Por qué lo estoy haciendo? Por que ya tengo ganas de escarbar más en esa parte que me afecta el vivir, que no es detectable, sino que viene de demonios que están guardados, que se formaron hace mucho tiempo.  Entonces ese trabajo de autorretrato está naciendo.  Estoy tratando de tener ese nivel de aceptación, ese es el autorretrato, mirarse, aceptarse lo suficiente para mostrarse.

Fotografiarse a si mismo es muy complejo porque uno es el peor critico de sí mismo.  Este proyecto no estará dado sólo por fotos de autorretratos físicos, sino por otras cosas que también son autorretratos, pues la verdad es que uno todo el tiempo se está auto retratando al tomar fotos, vos disparas cuando te encontrás".



¿Cómo te va con la mirada del otro frente a tu trabajo creativo?

-"Antes era muy recelosa y hace relativamente poco empecé a sacar más imágenes para que la gente las viera.  Me di cuenta que el nivel de consumir imágenes es tal y de todo tipo, que no le puede hacer sino bien al mundo alimentar el ojo de cosas distintas.  Respecto a  las exposiciones, no he buscado el espacio,  ni nunca he sido de mandar fotos a concursos.  Me gustaría encontrar una plataforma en la que al llevar las obras a la vista, en ese compartir, estuviera pasando algo con lo que yo vibrara y salirse un poco de esa tradición del arte que para mí es muy snob y carece de honestidad.  Por otro lado, yo siempre he odiado la atención porque la atención le quita a uno la soledad, esa soledad tan importante.  Tengo claro que en los proyectos personales, necesito decirme cosas es a mí, no necesito tanto decírselas a nadie. Si en ese hablarme yo, toco a otras personas, obviamente eso va a ser bueno, será algo que me alegrará y me llenará.



Me hace muy feliz trabajar y vivir del acto creativo.  Uno no se alcanza a dar del todo cuenta que eso que uno hace todos los días, es muy importante para la salud mental, para la felicidad, para la tranquilidad".


Gracias Laura por esa mirada detallada, profunda y natural. Una obra fotográfica en correspondencia con una vida creativa.

Ángela P. Ramírez C.

20 de julio de 2016

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO

Son Mujeres. Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras, hermanas del alma y nacidas en este efervescente lugar montañoso.  Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes, por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.

Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste. 

 CAROLINA JARAMILLO LEMOS


Hace unos meses estuve en casa de Carolina, economista, cantante y compositora. Una mujer con una clara apuesta creativa.   Me contó una historia de amor… de amor a la vida, a la música y al compartir. 

Ella a través de su canto crea y recrea sin parar resonancias que afectan positivamente el entorno de quienes la rodean, empezando por ella misma, continuando con sus seres más amados y ahora niños con enfermedades tan complejas como el cáncer. Dando su voz, se da cuenta que "el amor es lo que salva".

¿Qué significa para ti la creatividad y cómo está presente en tu vida?

-"Es la capacidad de desarrollar ideas que trasciendan, es reconocer que todos somos seres creadores en esencia y todo el tiempo.  Para mí un proceso creativo es un proceso basado en las preguntas.  Una creación es como un hijo, y está completamente expuesta al juicio de los otros.

El uso de la voz ha sido la conexión con mi alma y la creatividad, con mi esencia, y la música mi lenguaje.  Te voy a contar la historia:

Empiezo a estudiar música y técnica vocal cuando tenía 12 años.
Primero cantaba en bares y en el 2009 tuve un proyecto de tango con un trío, porque el tango era una música en la que yo encontraba un lenguaje a través del cual podía transmitir muchas cosas que pensaba del mundo, de la vida, del amor, de las tragedias, un mundo con el que me conectaba mucho.

Cantaba siempre música de otros.  El proceso de escritura y composición propia me llevó muchos años.  Luego por un par de años abandoné la música y el canto, y en medio de ese proceso, Alejo mi esposo se enferma y en un shock nervioso yo perdí la voz.  Cuando eso pasó  sentí que me estaba muriendo, que había perdido la esencia vital, que además necesitaba para acompañar a alejo en su proceso de enfermedad.  Fue un episodio muy fuerte, y en el momento en que me enfermo voy al medico y me dice: te opero, pero no te garantizo que puedas volver a cantar, o haces una terapia vocal con una fonoaudióloga; lo que me llevó a pensar que era el momento no solo de hacer la terapia sino de empezar a estudiar canto otra vez, y que es el canto el que me puede sanar.  
Y empecé a hacer eso, sin voz, un mes y medio, empiezo a entrenar, a buscar otra vez la conexión conmigo, hacer ejercicios de técnica, y el canto mismo me lleva a recuperar la voz. 

Esto pasa y en el proceso de la enfermedad de mi esposo yo siento que necesito darle algo, un regalo para darle vida y ayudarlo a sanar, y como a mí cantar me sanó,  sentí que la música podría sanar a otros también y que era el camino para acompañarlo a él.  Y decidí volver a empezar esa reconexión conmigo.

El regalo se volvió un proyecto y me encontré con el momento en que necesitaba decirle a alejo un montón de cosas que estaba aprendiendo con el proceso  de enfermedad, que había aprendido a su lado en los años que llevábamos juntos, que estaba viendo del amor, la vida, la muerte, el tiempo.  Sentía que debía decírselo en canciones, pero no sabía cómo y lo que hice fue crear un proyecto que se llamaba " te doy mi voz", consistía en darle canciones a alejo para sanarlo y también a otros compositores que supieran convertir todo eso que yo quería decir en canciones, y desde allí arranca el proceso creativo, el proceso de conexión conmigo que yo siento que es como la base de todo lo que uno quiere empezar a crear, en últimas, todos somos creadores.  Este proyecto se empezó llamando te doy mi voz y  hoy se llama "el amor es lo que salva".


Veo como en  ese proyecto creativo se da entonces todo un proceso de sanación, individual y al mismo tiempo un anhelo de compartirlo con otros, inicialmente con tu esposo.  ¿De qué manera lo llevaste a lo colectivo?

-"Sí, esa fue otra etapa.  Busqué amigos en los que confiaba, en los que creía, que habían vivido mi historia o estado cerca y a partir de allí empiezo a desarrollar la idea, ayúdenme a sanar a alejo con estas palabras y la música. les entrego los bocetos a esos amigos y ellos empiezan a crear canciones para mí. 

Yo tengo una convicción profunda en el poder de lo colectivo, no en la creación individual, creo que todo tiene una resonancia más grande cuando uno suelta el ego y se une con otros, hace red y crea un rompecabezas  que termina armando como una gran obra.  Entonces eso fue lo que hice, rodearme de personas en las que confiaba y quería, que tenían una creencia similar a la mía.  Y a eso le vinculamos además otro componente que para mí es muy importante y que también lo era para alejo, que es el acto de dar y la trascendencia de lo que se hace.  Yo quería que el regalo que le estaba dando a alejo se convirtiera también en un regalo para otros. 

Entonces este proyecto que nace en la música, se perpetúa en la música y sigue trascendiendo  en la música, le añadimos una obra social también con la música.  Esto inspira un programa que hoy existe y se llama "música para vivir" a partir del cual nosotros llevamos música a niños con enfermedades crónicas, principalmente cáncer.  Investigamos, hacemos desarrollo de músicas específicas para acompañar a los niños o en su momento de partida o proceso de sanación.  Este programa se alimenta de la venta de mis discos, de los conciertos que hago y alianzas con otros sectores de la música".

¿Con qué tropiezos y dificultades te has encontrado en el proceso creativo?

-"Tienen que ver mucho con la existencia del ego que está en uno y en los otros.  A veces hace interferencia, pues mínimo hay dos egos que se encuentran y a veces se da la sinergia y a veces no.  El juicio siempre va a estar.

Es inevitable también el tema del auto juicio y la crítica. El asunto es cómo recibes las criticas también.  Cuando invitas al otro a participar siempre se corre el riesgo".


¿Cómo concibes la sanación a través de la música?

-"Desde la  musicoterapia, hay un montón de cosas que ya están comprobadas de lo que hace la música a nivel del cerebro y del cuerpo.

Partiendo de un elemento muy clave que es que en nuestro cuerpo todo es resonancia, la música es resonancia. Con el sonido se generan unas alteraciones y vibraciones en el cerebro que modifican y muestran cosas que pasa a nivel del cuerpo. 

Las emociones también se mueven mucho con la música.  Adicionalmente, también hay estudios que demuestran que hay resonancias que generan efectos positivos o negativos en diferentes órganos del cuerpo para ayudar en distintos procesos de sanación.  Por ejemplo, en el caso específico del cáncer, está muy estudiado y se ha avanzado mucho en que se reducen muchos síntomas y a mejorar el estado anímico, reducen niveles de ansiedad, asimilar mejor los medicamentos, regular el dolor, mejorar el apetito.  La música te permite hacer catarsis y también llevar a estados de calma que generan una regulación emocional. 

No sólo lo entiendo como sanación del cuerpo sino también de los estados emocionales y del alma que te facilitan otro tipo de cosas".

¿cómo describes tu estilo creativo?

-"Tengo una estructura mental muy rara porque soy muy caótica y al mismo tiempo soy muy metódica.  Es como una energía de caos que se organiza y encuentra un orden.  Aprovecho mi formación como economista y lo que aprendí de planeación estratégica y a partir de allí desarrollo un método y necesito crear con método.

En la composición por ejemplo empecé a estudiar las estructuras, voy por pasos, despacio, probando y buscando dentro de mí paso a paso.  Me tengo mucha paciencia, no me angustio ni me agobio.  Por ejemplo sé que para concentrarme me tengo que dispersar.

Siempre parto de la investigación, además me alimento de cosas que veo en la calle, historias que me cuentan, de los libros que leo, etc.  Para poder armar las ideas que quiero contar".

Eres una mujer con diversas formas de expresión creativa: el canto, la escritura, el trabajo social, la composición.  ¿Con cuál de todas esas expresiones te sienes más a gusto o disfrutas más?

-"Todas para mí son una variación de lo mismo.  Por ejemplo, empecé a hacer el segundo cd, hablando de los mismos temas desde otra óptica.  El trabajo en colectivo ya se está tornando también de otra manera.  Y el propósito de seguir parándome en el escenario por esos niños sigue.

También los temas que son los fundamentales de mi vida continúan.  Está cambiando la manera de hacerlo, ahora todas las composiciones son mías, pero el trabajo de arreglos es en colectivo.  Yo voy  "amando la trama más que el desenlace".  Es un descubrir permanente". 

¿Cómo crees que se desarrolla el músculo creativo?

-"Desde la confianza, tirarse al vacío como punto de partida y soltar el miedo a la creación.  Encontrar cual es el lenguaje a través del cual uno quiere comunicar.  Arriesgarse y practicar y practicar y practicar y practicar y a partir de ahí buscar un método propio.
También con lo que llamo: salir a caminar las ideas".

Cuando la creatividad apunta directo al corazón surge una canción de amor que sana, no sólo al propio corazón, sino también a muchos que palpitan al mismo ritmo.  Gracias Carolina por tu genuina música.



Ángela P. Ramírez C.


14 de abril de 2016

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO

Son Mujeres.  Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras, hermanas del alma y nacidas en este efervescente lugar montañoso.  Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes Y por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.

Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste.

MÓNICA RENDÓN


Los rayos cálidos de una puesta de sol acompañaron esta conversación en una de esas tardes en las que lo mejor que se puede hacer es compartir con amigas del corazón y escuchar cómo la presencia directa y palpable del arte, enriquece y embellece  los momentos de la  vida.  Esta vez me encontré con Mónica Rendón, psicoterapeuta , quien me estuvo contando sobre su vida creativa en el ejercicio de la terapia y en el arte de la pintura.

¿Qué significa para ti la creatividad y cómo está presente en tu vida? 

-"La creatividad para mí es la forma de liberar el mundo interior, es la forma de entrar en un espacio íntimo que no puedo manifestar con palabras y que usualmente soy capaz de expresarlo pintando.  Tiene que ver mucho con el mundo femenino que se nutre de las mujeres con las que tengo contacto,  amigas, pacientes y la literatura femenina, me nutro de las mujeres de los cuentos y de las novelas".

¿Cómo llegaste a la pintura y cómo la desarrollas ahora?

-"Con la pintura sigo en proceso de aprendizaje porque yo pinto desde pequeña, mi mamá fue quien me inculcó al verle su pasión;  ella me llevó a clases de pinturas en una academia  y realizamos un mural con otros niños en la avenida oriental.  Luego dejé mucho tiempo de pintar y lo retomé hace unos 4 años.  Yo pinto sin mucha técnica,  como lo siento, pero  ahora estoy en el proceso de aprender otras cosas. Trabajo escenas que veo, les tomo la foto y las voy pintando porque me gusta el contraste entre el recuerdo, la fotografía y la pintura; porque puedo ver la diferencia de cómo lo viví, mi recuerdo; cómo estaba configurado en ese momento, qué queda en la foto y cómo lo voy a expresar".



Podríamos decir que se trata también de un trabajo muy desde lo psicológico, dado esos contrastes con las imágenes internas y externas, ¿cómo entra la pintura entonces en tu quehacer como psicoterapeuta?

-"El caballete es mi diván y  el momento en que le digo a un paciente que pase allí es un momento especial en donde nos agotamos en el discurso para expresar una emoción, o la percepción a cerca de sí mismo; entonces pasamos al caballete, entra como un puente, generalmente estamos caballete contra caballete, no nos vemos porque nos cubre el caballete y seguimos conversando mientras pintamos.  Me sirve como un puente primero para que el paciente pierda un poco esa sensación de estar siendo observado por el terapeuta y para que se exprese como lo está sintiendo".

¿Cómo reciben los pacientes esta invitación?

-"Siempre hay un poco de recelo, "es que no sé pintar", o "hace muchos años que no pinto", etc.  Sin embargo, el primer acercamiento es "píntate", no como una representación, yo le llamo una presentación de sí mismo, y después entramos a hablar de ello.  Eso rompe un poco las barreras.  Cuando el paciente observa lo que pintó empieza a engrandecer o amplificar la imagen que tiene de sí mismo".

La Maga

Observo toda una metáfora con el lienzo, ¿Qué es el lienzo para ti?

-"Cuerpo, el lienzo es cuerpo".

¿Cómo podrías describir tu estilo creativo?

-"Tengo algunas mañas.  Generalmente me siento frente al lienzo y espero que entremos en comunión, lo toco, lo observo y espero que me muestre por dónde arrancar y de pronto el lienzo muestra algo, se revela y por ahí empiezo a dar mis pinceladas.  Tengo mil ideas e imágenes que quisiera pintar, pero si al lienzo no le parece, no me sale, tenemos que entrar en comunión.  A veces me tardo mucho".

¿Qué ocurre cuando tienes un bloqueo y ese lienzo no se deja plasmar, qué pasa en esos momentos?

-"Insisto, y entonces si el lienzo no quiere entrar en comunión conmigo ese día, yo me lanzo a pintar y generalmente sobre eso que pinto ese día después pinto otra cosa porque procuro hacerlo como disciplina y porque me apasiona, me pasa mucho y puedo pasarme muchos días pintando mamarrachos en el mismo lienzo hasta que "el duende" me posee, me gusta más el duende que la musa porque me dejo llevar con los colores y el pincel.

En esos días que estoy confusa me pongo disciplinada y pinto y pinto hasta que emerge lo que quiero porque no es un trabajo solo mío, es el color y el lienzo, ese cuerpo que empieza a mostrarse, entonces no puedo decir que pinto sola".



¿Cómo te has enfrentado con las exposiciones y la mirada del otro sobre tus obras?

"Desde el principio pinto porque es una necesidad, si no lo hago me agobio, es algo sólo para mí, pero como hay que poner los cuadros en algún lugar..., se dan regalos, se arruman en la casa, en casas de los amigos.  La obra se descubrió y he notado que a la gente le gusta lo que pinto.  Sólo he tenido una obra en una exposición colectiva.  Creo que no estoy muy preparada para exponer, tal vez lo haga, pero entro en una contrariedad cuando pienso en eso.  Me llama la atención que mis cuadros generan preguntas, inquietudes, yo no hablo de mis cuadros".

¿Cuáles son los elementos imprescindibles para alimentar  lo que he venido llamando el "músculo creativo"?

-"Mucha lectura, los libros son imprescindibles y hay momentos que son cotidianos, pero donde la luz es especial o la forma.  Los sueños nutren el músculo creativo, son material maravilloso y tengo varios cuadros que son escenas de sueño.  La naturaleza. 
El arte en general, yo digo que para pintar hay que conocer muchas pinturas y uno descubre que tiene muchas influencias que no conocía".



¿Tienes algún proyecto creativo en marcha y que nos puedas hablar de él?

-"Estoy pintando mujeres en el arte, me nutro de lo  que leo, de los viajes, de lo que vivo.  Estoy pintando unas mujeres en la ópera de Turandot de Puccini.  Me parece una experiencia maravillosa el poder que tienen en el escenario con su voz, sus gestos, sus trajes.  Y estoy pintando unas escenas de cien años de soledad".

La literatura, el cuerpo vívido de las mujeres, están en sus cuadros, así como en la misma piel de sus experiencias, gracias a Mónica por tanto color.










Ángela P. Ramírez C.

4 de abril de 2016

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO


Luisa Fernanda
Cuando asistí a la obra "el patio de mi casa" 
(obra para recibir el titulo de licenciatura en teatro y arte dramático de la U de A), quedé admirada por el impactante  trabajo creativo en conjunto puesto en escena;  evoqué el ejercicio ritual, tan necesario en nuestra humanidad y volví a entusiasmarme con el teatro,  ese bello y complejo  arte de la dramaturgia  que como en este caso, muestra escenas vivas de memoria, relatos de la verdad sobre contextos  sociales que aún siendo tan macabros, necesitan narrarse y buscar dignidad.

Me encontré con Luisa Fernanda, una de las actrices de la obra.  Ella se desempeña como profesora de teatro y es una mujer que permanece sumergida en el mundo de lo creativo, desde su manera de relacionarse con todo lo que la rodea hasta sus diversos roles como docente, actriz, bailarina y cantante.   Les transcribo lo que me compartió:

Cuéntanos sobre la creación del "patio de mi casa"

-"Es una creación colectiva entre los estudiantes y el docente.  Trabaja la dramaturgia del actor que nace de las experiencias cercanas y lejanas del contexto social:  la violencia, entonces hay una pregunta que lo atraviesa a uno y desde allí se hace una fuerte investigación.  Es una dramaturgia que nace también de una necesidad de expresar por medio del cuerpo".

Foto: Katherine Espinosa

¿Qué significa para ti la creatividad?

-"Para mí todo, me atraviesa desde que me levanto hasta que me acuesto.  Es una fuerza muy importante, un impulso, una necesidad, una dolencia y un amor muy grande".

¿A que te refieres con dolencia?

-"Siento que el impulso creativo también nace de una necesidad de decir cosas y de expresarlas, no sólo dolores internos sino también esos dolores sociales y colectivos.  O una necesidad de hacer sentir al otro, por eso lo defino como una dolencia porque es algo que te hala y si no lo movés, te morís".

¿Y ese impulso creativo cómo está presente en ti?

-"Nace desde muy niña,  es una cosa que te hala y te sumerge.  En mi vida está presente como una necesidad y una búsqueda.  Yo siento que el arte no es una profesión que se escoge, sino que es una búsqueda y nadie está ahí sin pasión.  En mi vida está desde la pasión que encuentro en todo.  Está desde lo sensible, con mis cinco sentidos".

¿Cómo podrías describir tu estilo creativo?

-"Yo he pertenecido mucho a la línea del teatro social, entonces si hay algo que en el entorno me está diciendo algo, pues yo necesito hablar de eso.
Nace desde una fuerza interna, una pregunta, hay una investigación de por medio, y luego se pasa a un proceso ya sea de escritura o montaje.

Creo desde la observación, desde el pensamiento, la organización de ideas, no necesariamente tengo que estar dando clase o en un montaje para estar creando sino que por ejemplo, salgo, veo un arbolito y ya hice una composición en mi cabeza.  Desde las imágenes. Paso mucho por una exploración corporal, pues vengo de una escuela muy corporal, de un maestro que se llama Jorge Iván Grisales Cardona con quien peleaba mucho, ahora me he dado cuenta que aprendí mucho de él.

Creando partituras corporales que el inconsciente junta con las demás partituras de lo que estés montando o escribiendo.  Si voy a montar algo, me nace desde una pregunta".

Tu trabajas mucho con niños, qué has observado sobre la creatividad en ellos.

-"Son muy creativos, los niños tienen algo y es que todavía se permiten ser y entonces fluyen, la mayoría se sueltan fácil y si no lo hacen, lo están expresando todo el tiempo, son honestos, no esconden, se les sale en la risa, en el llanto, atacando al otro, etc.  Ahí veo la creatividad, en la capacidad de fluir y de ser.  Pienso que uno no puede crear sino se deja llevar, si no fluye, además de la técnica".

¿Qué elementos son importantes para desarrollar  el músculo creativo?

-"El más importante, explorarse a sí mismo, ir hacia adentro.  Será por mi formación con el teatro, pues yo siento que uno no le puede mostrar algo a alguien que realmente uno no se está preguntando, esa es mi forma.  Me parece importante para cuestionar el mundo, primero tener esa exploración interna, sino la hay no veo la fuerza allí".



¿Algún proyecto personal en el que estés trabajando?

"Tengo muchos proyectos por ahí en ideas y construcción, pero desde niña he querido explorar con la música, ahora lo haré".

Gracias ferchi, por llevarme de nuevo al teatro, por recordarme la fuerza creativa en ese precioso y exigente arte.

Ángela P. Ramírez C.


2 de febrero de 2016

MUJERES EN CONTACTO CREATIVO

Son Mujeres. Entrañables algunas, cruzadas en el camino otras, hermanas del alma y conectadas de alguna manera con este efervescente lugar montañoso que es Medellín.  Mujeres admiradas por tener vidas palpitantes, por desarrollar procesos creativos enfocados desde diferentes disciplinas y pasiones.

Me encuentro con ellas y les pregunto sobre su labor creativa, sobre el alma de sus sueños y la concreción de los mismos.  Me nutren con sus historias, me permiten captar sus sonrisas en una fotografía y me dejan un aroma de flores reales en esta ciudad de eterna primavera y eterno contraste.  En esta oportunidad me encuentro con Mónica Betancourt. 


Mónica es artista plástica y docente, me reuní con ella para que me contara sobre su mundo creativo y me encontré con que  ha sido la ganadora de una beca de creación para artistas emergentes el año pasado con su proyecto Taxonomías Íntimas.

Cuando vi por primera vez este trabajo creativo pensé:   Así  como es de íntimo, es también muy amplio este proyecto, es decir, así como toca un área tan profunda del alma, como es el recuerdo en lo cotidiano, al mismo tiempo se expande en posibilidad creadora hacia intervenciones sociales con un asunto que suena y suena en nuestra ciudad:  la memoria. 

Aquí la memoria instalada en los objetos, en la forma de habitarlos y darles significado, el mismo que ella plasma en sus preciosas ilustraciones.   Les comparto algunas y  por supuesto, la entrevista:





¿Qué significa para ti la creatividad?

-"Significa no ser convencional, solucionar problemas de manera ágil, rápida y juguetona.

Creo que hay espíritus que pueden ser más proclives a ser más creativos porque tienen como un afán interior.  La creatividad la asocio a toda mi vida, por ejemplo si me voy a un viaje tengo que llevarme una libreta, un libro, un lápiz o una cámara para estar en constante evolución.  Creo que las personas creativas son las que persiguen siempre una idea".

Háblanos de la beca y cómo llegaste a Taxonomías Intimas

-"Hace rato quería presentarme a una beca de creación porque obviamente es lo que persiguen los artistas como validación en el medio en que se mueven, pero siempre pasaba algo, se me pasaba el tiempo, las fechas, etc., por el trabajo no tenía tiempo.

Hasta que hice una exposición para una tienda, colgué unos cuadros  y una persona del MAMM comentó que lo que estaba plasmado allí lo remitía al hogar, esto me quedó sonando y empecé a pensar en el tema de la vida familiar, en los objetos de las personas que se guardan en la casa.

En mi hogar por ejemplo, todas las mujeres han  tejido, como tradición.  Cuando me empezaron a enseñar a mí, me di cuenta que me iba mejor con el dibujo y descubrí carpetas en papel  entonces decidí dibujar en ellas, y me dije:  si la mujeres de mi familia  tejen en croché, pues yo dibujo".

Entonces ¿hubo toda una inspiración relacionada con la familia?

-"Sí, otra inspiración fue  que heredé las carpetas tejidas de la abuela, no conocí a mis abuelos, pero sé que tenían vidas creativas, mi abuelo escribía, era profesor, músico.  Mi abuela tejía, pintaba y hacía modistería.  Esto me llevó a pensar sobre las vinculaciones con otros aunque no los conozcas a través de sus pasiones y objetos.  Cuando a mí me llegó esa caja de las reliquias de familia, me empezó el amor por las anticuarias, bazares de segunda mano, etc.

De ahí surge la idea de que todas las personas debemos tener alguien ya sea por muerte, por duelo o por olvido, que uno se quede con sus objetos y esa sea la forma de relacionarse  con esa persona.  Y ahí empezó la investigación.   Se llama taxonomías intimas y significa los objetos que la gente habita.  Me fui al museo del juguete, a la unidad de víctimas, a recuperar memorias.  Con la beca recibes un presupuesto para hacer obra e investigar.  Así que realicé entrevistas, talleres, dibujos y próximamente espero, la exposición.

Empecé contactando a varias poblaciones, realizando talleres para saber cómo la gente habita sus objetos.  Las madres de la candelaria, museo de la memoria, personas que han pasado por historias violentas.  Escuchando y dibujando las historias de los objetos  ligados a las intimidades de la gente".

En los talleres, ¿con qué te has encontrado a propósito de la gente y sus objetos?

-"Con muchísimas cosas.  Descubrí por ejemplo como las personas tienden a aferrarse más a sus objetos cuando tienen más limitaciones económicas, además, que en general los hombres viven más en las abstracciones,  en cambio las mujeres son más de objetos tangibles con funciones de servicio para otros".



¿Cómo describirías tu estilo creativo, cómo son tus procesos creativos?

-"Si tengo algún proyecto no me quedo quieta, es decir, investigo, leo, traigo bibliografía, películas, pero también hay una cosa que he sabido llevar en mí y es estar tranquila, sola y en silencio.  Cuando estoy creando todo el cuerpo está en función de perseguir la idea.  Busco lugares tranquilos.  Busco en el inconsciente".

¿Para ti es algo entonces que buscas o que emerge?

-"En el proceso creativo hay algo racional en la investigación que tu buscas, pero hay algo irracional en lo que pasa adentro.
Es como tirar la carnada y ver en tus recuerdos y en las elaboraciones qué es aquello que sale, que emerge".



¿Porqué el dibujo y la ilustración?

-"Cuando estaba en la universidad, hacía unas pinturas extremadamente grandes y no era muy sencillo el manejo, entonces cambié a formatos como trípticos y dípticos que también seguían componiendo algo grande, pues me gusta mucho lo minucioso de los pequeños detalles, el dibujo me gusta mucho porque es la base de la pintura, la fotografía, es la base del mirar, como el primer apunte que se hace, sin embargo no trabajo en con una sola técnica sino con técnicas mixtas, pues es la idea la que te exige el material".



¿Qué se necesita para desarrollar lo que llamo músculo creativo?

-"Se puede desarrollar  haciéndonos siempre una pregunta, vivir con el "qué tal si".  Nosotros conocemos el mundo y estamos habituados a ello, entonces para desarrollar la creatividad hay que salirse de lo habitual y preguntarse que tal si las cosas no fueran como lo son. No acostumbrarse. Ver  de forma diferente con ojos de sorpresa y encanto".

En todas esas investigaciones con los objetos y las memorias, ¿qué tesoros te has encontrado o cuáles objetos te han tocado más el alma?

-"Muchos, pues yo soy coleccionista de objetos, soy absolutamente cuidadora de todas las cosas.  Tengo objetos de mi abuela y abuelo, un oso que tiene 36 años y la primera camisa con la que salí del hospital recién nacida, un mechón de pelo".

Muchas gracias Mónica por resaltar la subjetividad de lo inanimado, viendo el alma de los objetos y plasmándolos con gran respeto por sus memorias.



Ángela P. Ramírez C.